top of page
Buscar
  • Poltec

3 efectos del fenómeno del niño que afectarán tu rentabilidad y no lo sabías

El fenómeno del Niño es un evento climático periódico que afecta a gran parte del planeta. Se caracteriza por el calentamiento de las aguas del océano Pacífico en el trópico, generando una serie de efectos sobre la industria alimentaria en Latinoamérica.


En este blog, exploraremos las implicaciones del fenómeno del Niño en la producción de alimentos y su impacto en la industria láctea.


Del clima a la mesa: la falta de agua afecta nuestra alimentación


Durante el fenómeno del Niño, se producen sequías intensas en algunas regiones de Latinoamérica; la falta de lluvias y la disminución de los caudales de los ríos afectan directamente la disponibilidad de agua para el riego de los cultivos. La escasez de agua puede resultar en una reducción significativa de la producción agrícola y un aumento en los precios de los alimentos, afectando la alimentación de millones de personas.

Uno de los casos más graves de sequía y afectaciones a los cultivos agrícolas se vivió en la temporada 2015-2016. Este periodo fue declarado por la Organización Meteorológica Mundial como uno de los más fuertes registrados desde 1950 donde varios países de la región experimentaron una intensa sequía que tuvo un impacto en la alimentación de más de 60 millones de personas.


En países como Perú, Ecuador y Colombia, la falta de lluvias y las altas temperaturas causaron daños en los cultivos, afectando negativamente los cultivos de maíz, arroz, caña de azúcar y café, entre otros, con pérdidas significativas para los agricultores.



A continuación, te contamos 3 efectos del fenómeno del Niño que afectarán la rentabilidad de tu negocio ¡y no lo sabías!


El costo de la energía seguirá subiendo


La disminución significativa de las lluvias reduce los niveles de agua en los embalses; como resultado, la generación de energía hidroeléctrica se verá afectada, lo que llevará a una mayor dependencia de otras fuentes de energía.


Habrá continuos incrementos en el costo de la energía a medida que los niveles de los embalses sigan bajando, aumentando la necesidad de incrementar la generación térmica en un escenario global de altos precios del petróleo. Esto pone en jaque a la industria de alimentos y la seguridad alimentaria.

El fenómeno del Niño y su efecto en la cadena alimentaria


La producción agrícola afectada por el fenómeno del Niño repercute en toda la cadena alimentaria. La escasez de materias primas agrícolas puede generar interrupciones en la producción de alimentos procesados, como cereales, aceites vegetales y sobre todo, en la producción de lácteos.


Los precios más altos de los alimentos básicos impactarán desproporcionadamente a las poblaciones más vulnerables, aumentando la inseguridad alimentaria y la pobreza.


Precios altos, baja demanda


El sector lácteo continúa enfrentando un escenario de disminución en la producción propiciado por el impacto del clima y la escasez de insumos. Aunque el problema no es nuevo, el sector lechero trata de ajustarse a un escenario donde el aumento en los precios de la leche en 2022 hizo que el consumo per cápita bajara un 4,9%.


El fenómeno del Niño pone al descubierto las debilidades del sector lácteo


Todos estos impactos representan un desafío adicional para el sector lácteo. La disminución en la producción de leche debido a las condiciones climáticas adversas se agrava aún más por la escasez de insumos, los costos elevados de los fertilizantes y la energía. Esto puede llevar a una disminución continua en la oferta de leche y un aumento constante en los precios para los consumidores.


Ante este escenario, es importante que el sector lácteo implemente estrategias de adaptación y mitigación, como diversificar fuentes de alimento para el ganado, mejorar la gestión del agua y promover prácticas agrícolas sostenibles. Sin embargo, quedan al descubierto algunas vulnerabilidades de la industria de alimentos, en especial, su vulnerabilidad a los cambios climáticos, la escasa infraestructura y una fuerte competencia internacional.


Las oportunidades que nos deja el fenómeno del Niño


  • Aumento de la demanda internacional: Existe un creciente interés mundial en los productos lácteos latinoamericanos debido a su calidad y sabor distintivos. Esto abre oportunidades para expandir las exportaciones y acceder a nuevos mercados.

  • Innovación en productos: La demanda de productos lácteos más saludables y funcionales está en aumento. La industria puede aprovechar esta tendencia para desarrollar productos innovadores que satisfagan las necesidades y preferencias cambiantes de los consumidores.

  • Valorización de la sostenibilidad: El fenómeno del Niño puede ser una oportunidad para destacar el compromiso de la industria láctea con la sostenibilidad ambiental. Implementar prácticas agrícolas más respetuosas con el medio ambiente y promover la conservación del agua pueden diferenciar a las empresas en el mercado.


Qué estamos haciendo en Poltec para mejorar la competitividad del sector lácteo en Latinoamérica


El uso de agentes estabilizantes como almidones modificados puede ser beneficioso para la industria láctea al mejorar su competitividad en momentos de altos precios y costos. A continuación, analizaremos cómo estos agentes estabilizantes pueden brindar ventajas a la industria láctea:


1. Mejora de la textura y estabilidad de los productos lácteos: Los almidones modificados se utilizan en la industria alimentaria como agentes estabilizantes para mejorar la textura y la estabilidad de los productos. En el caso de los lácteos, estos agentes pueden contribuir a mantener la consistencia deseada en yogures, flanes, postres lácteos, entre otros.


2. Reducción de costos de producción: El uso de almidones modificados como agentes estabilizantes puede permitir una reducción en los costos de producción para la industria láctea. Estos agentes pueden ayudar a mejorar la eficiencia en los procesos de elaboración de productos lácteos al facilitar la obtención de una textura y consistencia con una menor cantidad de ingredientes costosos. Además, los almidones modificados suelen ser menos costosos en comparación con otros estabilizantes o ingredientes utilizados en la industria alimentaria, como carrageninas y gomas.


3. Flexibilidad en la formulación de productos: Los almidones modificados ofrecen flexibilidad en la formulación de productos lácteos. Pueden adaptarse a diferentes requerimientos de textura y estabilidad. Esta versatilidad en la formulación brinda a la industria láctea la capacidad de desarrollar productos innovadores y diferenciados, lo que puede ser una ventaja competitiva en momentos de altos precios y costos.


En resumen, el fenómeno del Niño puede tener efectos negativos en la rentabilidad de la industria láctea debido a la escasez de agua, los altos precios de los alimentos y la disminución en la demanda. Sin embargo, también presenta oportunidades para expandir las exportaciones, desarrollar productos innovadores y destacar el compromiso con la sostenibilidad.


El uso de agentes estabilizantes como almidones modificados puede ser una estrategia efectiva para mejorar la competitividad de la industria láctea al mejorar la textura y estabilidad de los productos, reducir los costos de producción y ofrecer flexibilidad en la formulación de productos.





538 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page