top of page
Buscar
  • Poltec

4 cosas que odiamos en los embutidos cárnicos

Los embutidos y productos procesados han sido un tema de numerosas discusiones, ya sea por sus procesos de fabricación, características físicas o propiedades nutricionales, sin embargo por su practicidad y variedad, son productos altamente preferidos para acompañar las comidas de los hogares, ahorrando tiempo, contribuyendo como una alternativa saludable y generando experiencias tradicionales.

La tendencia del mercado muestra que cada vez los clientes se vuelven más exigentes con lo que buscan en este tipo de productos , por eso te presentamos 4 aspectos que odias de los embutidos y productos procesados y que influyen a la hora de seleccionarlos.


1. Lechosidad en el empaque


Como consumidores la experiencia con los productos que se ingieren empieza por las sensaciones que generan, el color, proporción y precio, por eso buscamos en los refrigeradores de los supermercados pacientemente chorizos, jamones, salchichas, entre otros, que no presenten líquidos o lechosidades en sus empaques, puesto que esta característica demuestra un producto poco estable y poco agradable para consumirlo.

2. Texturas con poco contenido cárnico


¿Te ha pasado que cuando pruebas algún embutido te sabe a todo menos a lo que esperabas? Esto sucede cuando el contenido cárnico es muy bajo con respecto a la cantidad de otros componentes. Además de verse reflejado en el sabor, también se ven afectados el color, las mordidas o los cortes ya que son un poco más blandos en comparación a lo totalmente natural.

3. Productos grasosos


La preparación de alimentos procesados permite evaluar características que pueden ser engañosas a simple vista, entre esas la grasa de los productos, puesto que es una propiedad que se verifica cuando cocinamos nuestros alimentos y donde nos llevamos las peores o mejores experiencias con este tipo de productos, por lo que es de suma importancia revisar los ingredientes y verificar el % de grasa antes de comprarlos.


4. Poca estabilidad


Hay productos que generan gran ilusión a la hora de consumirlos, pero que decepcionan cuando se observan cambios en su apariencia rápidamente, ya sea porque se hinchan, se colocan babosos o empiezan a desprender lechosidad, es decir, sinéresis, debido a que presentan poca estabilidad, por lo cual no son los preferidos para consumir.


560 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page
..... ..... .....
..... ..... .....
...... ......