top of page
Buscar
  • Poltec

Crisis logística global: Sobrecostos y retrasos amenazan a la economía mundial

 

En un mundo interconectado donde el comercio internacional es el motor de la economía global, los recientes eventos en torno al transporte marítimo han generado una crisis logística sin precedentes.

 

Los bloqueos en el Canal de Suez y la sequía en el Canal de Panamá han exacerbado una situación ya tensa, y las consecuencias son alarmantes. A medida que las empresas lidian con estos desafíos, las cifras y tendencias para el año 2024 pintan un panorama sombrío.

 

El bloqueo en el Canal de Suez, que paralizó el tráfico marítimo durante días, y la sequía en el Canal de Panamá, que está limitando la capacidad de paso de buques, están generando estragos en las cadenas de suministro globales, poniendo en evidencia la fragilidad de la dependencia exclusiva de rutas comerciales tradicionales, principalmente de Asia, Y Latinoamérica no es inmune a este caos logístico.

Según reporta Infobae en su artículo del 21 de mayo, "Tensiones en el flujo logístico entre China y Sudamérica", las empresas de la región están enfrentando retrasos significativos en la entrega de materias primas y productos terminados. Los costos de transporte se han disparado, y la escasez de productos esenciales amenaza con paralizar industrias enteras.

 

Mientras que el Diario El Mercantil, en su informe del 9 de mayo, alerta sobre el aumento exorbitante en los precios del transporte marítimo, lo que está impactando directamente en los márgenes de ganancia de las empresas latinoamericanas.



Desde Asia a Europa y Latinoamérica, la crisis es global

 

La del Mar Rojo no va a ser breve, se va a prolongar, no tiene visos de solución inmediata. Los atrasos en las entregas y la incertidumbre en torno al flujo logístico están generando un clima de inestabilidad y ansiedad en el mundo empresarial.

 

Desde The Japan Times hasta South China Morning Post, los principales diarios asiáticos reportan una crisis en el transporte marítimo que está afectando gravemente a las industrias manufacturera y tecnológica. El costo del transporte marítimo en Asia se ha disparado un 200% en comparación con el año anterior. Las empresas enfrentan tiempos de espera que se han duplicado, pasando de un promedio de 30 días a 60 días.


En Europa diarios como The Guardian y Le Monde informan sobre la severa crisis logística que está impactando la región. La escasez de materias primas y los elevados costos de transporte han llevado a muchas empresas a reducir su producción. Según The Guardian, el costo del transporte marítimo desde Asia a Europa ha aumentado un 150% en el último año, y los tiempos de espera promedio se han incrementado en un 50%. Esto está afectando a sectores clave como la automoción, la construcción y la alimentación, donde las empresas están reportando pérdidas millonarias debido a los retrasos y sobrecostos.



Para Latinoamérica, el panorama es menos alentador, según El Mercurio y La Nación, los costos de importación han subido un 180% debido a las crisis en los canales de Suez y Panamá. Las empresas están luchando por mantener sus operaciones a flote, enfrentando tiempos de espera que han aumentado de 20 a 45 días.


 

En este contexto de urgencia y alarma, la regionalización de las cadenas de suministro se vuelve una necesidad imperativa. Es hora de apostar por soluciones locales y resilientes. 

 

Debido a las tensiones comerciales entre USA y China, además de la reciente crisis de los contenedores postcovid, surge el Nearshoring.  Pero, ¿Qué es exactamente el Nearshoring y por qué se está volviendo crucial para la región?


¿Qué es el Nearshoring?


El Nearshoring es una práctica que implica trasladar las operaciones de producción y suministro más cerca del mercado de consumo final. En lugar de depender de proveedores y fabricantes en regiones lejanas, las empresas optan por ubicarse en países cercanos, reduciendo así los costos de transporte, tiempo de entrega y mitigar los riesgos asociados con las cadenas de suministro globales y aprovechar las ventajas de las ubicaciones cercanas.

 

El Futuro del Nearshoring en Latinoamérica


Con las lecciones aprendidas de las recientes crisis logísticas, el Nearshoring se posiciona como una estrategia fundamental para las empresas que buscan mantenerse competitivas en un entorno global incierto. La adopción de esta práctica no solo fortalecerá a las empresas individualmente, sino que también contribuirá al crecimiento económico y la estabilidad de toda la región.

El Nearshoring no es solo una tendencia pasajera, es una solución estratégica a largo plazo que ofrece múltiples beneficios a las empresas de Latinoamérica. Al adoptar esta práctica, las empresas pueden mejorar su eficiencia operativa, reducir costos, y fortalecer sus cadenas de suministro, asegurando así un futuro más próspero y sostenible para la región.


La Urgencia de Soluciones Locales

 

Ante este panorama desolador, la necesidad de soluciones locales se vuelve imperativa. El Nearshoring, la práctica de trasladar la producción más cerca de los mercados de consumo, se presenta como una estrategia crucial. En Latinoamérica, empresas como Poltec están liderando el camino, demostrando que la regionalización de las cadenas de suministro puede mitigar los riesgos y reducir los costos operativos.

Poltec, con su enfoque en el suministro local de materias primas y la flexibilidad en las entregas, se posiciona como un ejemplo de resiliencia en estos tiempos de crisis. Su capacidad para adaptarse rápidamente a las necesidades del mercado local y su compromiso con la sostenibilidad ofrecen un modelo a seguir para otras empresas en la región.


La elección es clara: es hora de actuar con decisión y determinación. La crisis de suministro está sobre nosotros, y solo tomando medidas audaces y estratégicas podremos superarla.


 

97 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page
..... ..... .....
..... ..... .....
...... ......