Buscar
  • Poltec

Natilla es sinónimo de Navidad, aquí te contamos su historia y algunos datos que seguro no conocías

¿Sabías que en 6 de cada 10 hogares colombianos no puede faltar la natilla en diciembre? Es la preparación infaltable para las festividades de fin de año y hoy te vamos a contar su verdadero origen.


Se gestó en los conventos españoles y franceses en los tiempos medievales. Los frailes, también conocedores del arte culinario, mezclaron la leche con harina de trigo y azúcar para dar como resultado un delicioso y nutritivo postre fácil de preparar y que llegó a las mesas de los nobles europeos.


En ese entonces se caracterizaba por ser un postre cremoso, de consistencia blanda y color claro. A base de leche, harina de trigo, yemas de huevo, azúcar y esencias aromáticas como vainilla y limón.

¿Cómo llegó la natilla a Colombia?


Llegó primero a Antioquia durante la época de la conquista española. luego esta preparación se extendió al Eje Cafetero a través de la Colonización Antioqueña y, posteriormente, a otras regiones del país, ya con otras variantes y formas de prepararla.


Es por esta razón que hoy podemos afirmar que en Colombia la natilla es de origen antioqueño. En esta región tomó una consistencia más dura con el maíz, se tornó más oscura y de color acaramelado con la panela y su sabor cambió con la canela y otros ingredientes adicionales, como el coco, la mantequilla, el queso campesino y el licor de anís.


Preparación de la natilla


La preparación tradicional, como la hacen nuestras abuelas, es la natilla de maíz. Las familias numerosas se reunían a preparar su “natillada” en la que los más enérgicos se turnaban para moler el maíz y posteriormente para “revolver” la mezcla al fuego, de modo que se fuera espesando lentamente sin que se quemara el fondo de la olla ni se formaran grumos.


En la actualidad, las premezclas instantáneas de almidón han hecho que la natilla sea probablemente, la preparación navideña más fácil e infaltable de los hogares. Además, han permitido la innovación a través de sabores; hoy podemos encontrar en el mercado una gran variedad: natilla de arequipe, de coco e incluso natilla de maracuyá y mora.

Natilla sin remordimientos


Para nadie es un secreto que en diciembre sufrimos porque no queremos privarnos de ninguna de las delicias navideñas, sin embargo, muchas de ellas nos hacen romper la dieta, por ejemplo, la natilla. ¿Pero quién puede resistirse a una natilla con buñuelos?


Por esta razón nos unimos Poltec, especialistas en textura y Saporiti, expertos en sabores; para crear una natilla sin azúcar adicionada.


En promedio una porción de natilla tiene entre 115 y 120 calorías, nosotros diseñamos una premezcla con las mismas características de textura y sabor a la natilla tradicional, pero sin azúcar adicionada.


Estamos seguros de que nadie tendrá excusas para poder disfrutar de una noche navideña con la tradición de siempre.


Si estás interesado en incrementar tu ventas de temporada, sorprender a tus clientes y sacarles una sonrisa con este desarrollo. Ponte en contacto ya con uno de nuestros especialistas técnicos en textura.

99 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

+57 317 263 9577 - info@poltecsas.com