top of page
Buscar
  • Poltec

¿Quieres saber cómo mejorar la producción de embutidos? Aquí te lo contamos

Los problemas más comunes de calidad en un producto cárnico son la presencia de bacterias, vida útil corta, sinéresis y oxidación temprana de las grasas, lo que puede ocasionar pérdidas económicas por devoluciones de producto y enfermedades alimentarias al consumidor final.


Para prevenir esto, es importante asegurarse de que los productos cárnicos se almacenen a temperaturas adecuadas, se manipulen de manera higiénica y se cocinen a temperaturas seguras; Además de elegir materias primas de alta calidad de proveedores confiables, y por supuesto mantener un control constante para garantizar los estándares de calidad y seguridad en la producción del producto final.

Para esto se hace necesario el control de variables en los procesos de elaboración, almacenamiento y distribución del producto, con el fin de poder brindar al comprador la confianza a la hora de consumirlo.


Otro factor influyente en la fabricación de un embutido es la textura, un buen producto debe ser suave y con consistencia uniforme. Si el embutido tiene una apariencia gomosa o una consistencia desigual, es probable que no sea de alta calidad.


¿Cómo influye el uso de los almidones en el control de estas variables de proceso?


El almidón puede ser utilizado en la elaboración de productos cárnicos. A continuación, se describen algunas de las formas más comunes en las que este ingrediente funcional puede influir en la calidad y vida útil del producto final:


  1. Retención de humedad: El almidón puede actuar como un agente que ayuda a retener la humedad en los productos cárnicos, generando menores perdidas por cocción, manteniendo un producto húmedo y jugoso durante más tiempo, lo que puede prolongar su vida útil.

  2. Reducción de oxidación: Los almidones forman películas en la superficie de los productos cárnicos, lo que limita el contacto directo del oxígeno con los lípidos evitando así la oxidación.

  3. Reducción de Sinéresis: La adición de almidones a los embutidos pueden funcionar como agentes de ligado, lo que contribuye a una estructura más estable y evita la separación de los componentes. Además, los almidones pueden actuar como agentes gelificantes, formando una red que ayuda a retener el agua y prevenir la sinéresis.

Si buscas mejorar la producción de los embutidos y ofrecer productos de alta calidad, ¡no dudes en incorporar almidones en tus procesos! Estos ingredientes funcionales pueden ayudarte a controlar variables críticas, lo que se traduce en productos con mayor vida útil y satisfacción del consumidor final.


En Poltec, contamos con la mejor selección de soluciones para la elaboración de tus productos cárnicos, ¡contáctanos ahora y descubre cómo podemos ayudarte a mejorar tu producción!

308 visualizaciones0 comentarios

Komentar


bottom of page